HISTORIA: TOLEDO 5P (2004-2009)

El Seat más controvertido de todos los tiempos
Una vez que Seat abandona los Rallies y se convierte en una marca de la división deportiva del grupo VAG liderada por Audi, la marca se enfrasca en la creación de una gama de modelos de fuerte personalidad con rasgos de corte racing. Para ello contará en su cartera con el ex-diseñador de Alfa Romeo, Walter Da Silva, que aprovechará todo su “savoir-faire” para llevar a cabo la mayor revolución estilística conocida dentro de la firma española.

La gran novedad y quizá la mayor incongruencia, como marca con aspiraciones deportivas, será plantear la berlina Toledo, no como un derivado de un compacto, el León (código interno SE350), si no como una variante de un monovolumen, el Altea (SE359). Si bien Seat creyó que crearía con éxito un nuevo nicho de mercado con su berlina-monovolumen (SE351), pero lo cierto es que el mercado reaccionó de manera bastante hostil.

Toda la familia Seat con la plataforma PQ-35
La plataforma PQ-35 dió lugar en Seat, a cuatro modelos diferentes, León, Altea, Altea XL y Toledo, todos ellos de lineas muy similares. Éste hecho que fue, y es todavía, ampliamente criticado, a pesar de que el diseño implementado por Da Silva es uno de los más influyentes de los últimos tiempos, y podemos adivinar formas estrenadas por el Altea hace 7 años en modelos recientes.

Para crear el Toledo, se añadió una trasera diferenciada a la del Altea. Sin ampliar la batalla, la longitud pasó de 4,28m a 4,46m. Y aquí es donde tenemos una de las polémicas del coche, el diseño del maletero. El exceso de volumen atrás rompía el conjunto de diseño compacto del Altea y la forma de luneta invertida no gustó a casi nadie. Tampoco funcionó la manera de recrear una suerte de tapa de maletero. Este hecho empañó un producto que en la práctica era muy válido, con una gran calidad de rodadura, un gran comportamiento y un digno nivel de prestaciones (según mecánicas).


Diferencias de matiz entre el prototipo y el de serie
El Toledo apareció en escena en fase de prototipo durante el Salón de Madrid de 2004. A diferencia del modelo de serie, éste contaba con techo panorámico de cristal, interior decorado en gris y naranja, llantas de 19 pulgadas, DVD en los reposacabezas para las plazas traseras y estaba pintado en dos tonos (gris/cobre). La mecánica elegida para el prototipo fue el 2.0 TSI de 150 cv.

La versión comercial llegó en Noviembre de 2004 y compartía la gama de motores con el Altea. Dos eran las mecánicas de gasolina, el conocido 1.6 16v de 102cv y el 2.0 FSI de 150cv, de origen Audi. En cuanto a los motores de gasoil, hubo también dos opciones, el 1.9 TDi de 105 cv y el 2.0 TDi de 140 cv. Nuevamente combinables con tres niveles de equipo; Reference, Stylance y Sport-Up. Dependiendo de las versiones y paquetes opcionales disponía de ESP, control de crucero, climatizador bi-zona, faros bi-xenon, ordenador de abordo, lector CD con MP3, Bluetooth o Navegador. El cambio DSG podía ir asociado a los motores TDI y el Tiptonic al FSi de gasolina.

Las dos opciones del Toledo Exclusive
En Junio de 2005 se presenta una breve versión especial, el Exclusive. A imitación del prototipo va pintado en dos tonos; bien gris/burdeos o bien gris claro/gris oscuro. Basado en el Stylance, como equipo extra añadía lunas traseras tintadas o bluetooth de serie. Fue una versión que no ayudó demasiado a mejorar la imagen del Toledo, muy al contrario muchas unidades terminaron siendo repintadas de un solo color cuando fueron revendidas.

Después de comprobar el tremendo bajón de ventas del modelo, Seat intenta refrescar el Toledo en la edición de 2006, incorporando numerosas mejoras de equipo, sobre todo en las versiones Reference. Como novedades importantes encontramos; una nueva paleta de colores, los faros traseros tipo Lexus, las ópticas delanteras bi-xenón de serie a partir del Stylance, sensor de lluvia, sensores de aparcamiento o asiento trasero corredizo. Dos nuevas mecánicas se unirán a la gama; el motor 2.0 TDI de 170cv del Altea FR, que llega como tope de gama y va ligado solo al equipo Sport-Up y para la exportación, el escaso motor 1.4i 16v de 85cv, se destinará sobre todo a países con alta presión fiscal, como Portugal o Grecia.


Los retoques de 2006 trajeron el TDI de 170 cv
Ya en 2007, tras el Salón de Barcelona, tanto el Toledo como su hermano el Altea, incorporarán el 1.8 TSI de 160 cv visto en los Audi A3. Llamado a sustituir al 2.0 TSI de 150 cv, mejorarán sensiblemente los consumos, asi como las prestaciones. En el caso del 1.9 TDi se añadirá un filtro de partículas DPF e irá asociado al cambio secuencial DSG. También habrá nuevas llantas y tapacubos, para los Stylance y Reference, respectivamente.

El fracaso de Toledo desencadenará una grave crisis en Seat, que la obligará a replantearse toda su estrategia. Muchos trabajadores serán despedidos, y Volkswagen dará un ultimátum para resolver la situación cuanto antes. Una de las medidas a corto plazo para salvar los muebles, será desarrollar un Altea alargado, llamado a sustituir al Toledo. Ésta versión llegará en el otoño de 2006 y se denominará Altea XLmonovolumen tradicional, el XL es mucho más discreto que el Toledo. Manteniendo las mismas dimensiones, Seat ofrecerá un producto algo más versátil y el mercado reaccionará en consecuencia, situándolo a la cabeza en ventas.

La saga Toledo al completo
Este hecho representará la estocada final del Toledo, que verá bajar sus cifras de ventas en 2008 a 4.800 unidades, quedando como modelo residual, dedicado casi exclusivamente al gremio de los taxistas. En Septiembre de 2009, Seat toma la decisión de dejar de fabricarlo, abandonando así un legado que duró 18 años y que a pesar de que el éxito de cada generación ha sido dispar, es uno de los grandes emblemas de nuestra firma en los últimos tiempos.

Por nuestra parte esperamos que esta historia no termine aquí. Ojala que el nuevo proyecto de 2012 pueda retomar el nombre y pueda ser un digno sucesor de la anteriores generaciones. Eternamente, Toledo.

Y además:

 Historia del  desarrollo del proyecto Seat Toledo
 Seat Toledo 1
Seat Toledo 2
Seat Toledo Olimpico
Encuesta: ¿Que generación del Toledo fue mejor?

6 comentarios:

Pues yo creo que este coche es raro, que no es lo mismo que feo.
El megane anterior tenía un culo muy raro, y fué un superventas. Nunca se sabe.

Por otro lado, dentro de 20 años, será un clasico muy valorado, sobre todo esa "horrible" version bicolor.

Yo he visto alguno circulando con la trasera totalmente modificada (supongo que de forma particular y a saber como pasaría la itv) de forma que parece casi una berlina

la verdad esq el coche ganaba muchisimo

El gran error fue llamarlo toledo.

Si es que lo que no se entiende, es que dieran salida a este modelo. Yo imagino, que cuando se va a sacar un nuevo modelo, se hace un estudio de mercado, se evalúan costes, se mira si gustará... pero es que para el Toledo 3, parece como si se hubieran saltado todos los pasos. Y más sobre todo llamándolo Toledo

Walter da Silva la cagó, los modelos que diseñó eran feísimos, no me gusta el león II, ni el toledo II, el altea puede pasar porque es monovolumen y va destinado a familias, de todos modos si yo tuviera hijos me compraría una berlina grande (seat exeo) a no ser que tuviera una piara y necesitara más de cinco plazas, por otro lado está el ibiza III no está tan mal aunque cada vez que observo el frontal me recuerda a la cara de Zapatero, puede que se inspirara en él xD.

Perdón soy el anónimo de antes, me refería al toledo III, un error tipográfico, el toledo II si es espectacular, tanto que a lo mejor me lo compro de segunda mano.

Publicar un comentario en la entrada

Utiliza un tono respetuoso para comentar.Existen problemas actualmente con el navegador "internet explorer" para dejar tus comentarios. Te recomendamos utilizar Google Chrome o Firefox para navegar por Seatfansclub.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.