HISTORIA DE SEAT CAPÍTULO 13: SEAT 128

Tres años, desde 1976 a 1979, fue el tiempo en el que fue producido el SEAT 128, un vehículo basado en el Fiat 128 berlinetta, pero que, al igual que el SEAT 1200 sport, tampoco tuvo una aceptación buena en un mercado que no estaba preparado para él. Su comercialización se extendió hasta 1981.


SEAT empleó un eslogan con el que pretendía llegar a la mayor cantidad de público, jugando con el doble sentido de la expresión 3P, que todos nosotros sabemos que significa “3 puertas”, pero que los responsables de marketing modificaron en el sentido de otorgarle una triple personalidad (como deportivo, como una berlina, y como un break, dada la particular trasera). Si bien, la consecución trasera estaba bastante bien conseguida, dándole un aspecto bastante deportivo, la sobriedad y lo macizo de la delantera nos daban un conjunto de “coche raro”, que no acabó de entrar por los ojos al gran público.

Estilísticamente hablando, nos encontramos con un frontal de doble faro con una parrilla cromada y unos paragolpes que le daban un aspecto muy macizo, línea lateral con la trasera muy tendida y coronada por tres pilotos independientes con cierta forma poligonal.

El interior presentaba una gran contradicción: su acabado era bastante bueno, pero no así su instrumentación y equipamiento, que no estaban a la altura, así como el diseño del interior. La climatización provenía del SEAT 127, y carecía de aireadores independientes, y los asientos resultaban algo pequeños. Además, la iluminación interior era escasa. Por el contrario, la habitabilidad resultaba más que correcta.

Mecánicamente, al igual que el 1200, su motor derivaba del que llevaba el SEAT 124, siendo ajustado para su colocación en una configuración delantera transversal. El motor, como ya hemos dicho, era el archiconocido cuatro cilindros de origen Lampredi, con árbol de levas lateral, con dos cilindradas. 1197 y 1438 cv., respectivamente. La potencia iba de los 67 cv. a los 77 cv. Por cierto, decir, que estos motores ya estaban abandonados por FIAT, que ya utilizaba motores SOHC y DOCH, con uno o dos árboles de levas en cabeza, mucho más modernos y eficientes.

Dinámicamente hablando, era un coche concebido para una conducción normal tirando a rápida, con un buen compromiso estabilidad-frenada, aunque no resultaba tan noble como otros modelos de la marca debido a la pérdida de la estabilizadora delantera, sin embargo, como contrapartida, se mejoraba el confort. El centro de gravedad estaba demasiado alto, quizá debido a la altura del tren delantero, muy criticada, que era seguramente lo que extrañaba a la gente que miraba el coche y que le notaba ese “pero” que resultó ser un lastre demasiado pesado para este coche. En cuanto a transmisión se refiere, se benefició de un sistema de embrague y cambio de marchas mejorado que también se incorporó al SPORT.

Las casi 32.000 unidades vendidas de este modelo, como ya hemos dicho, vinieron determinadas por su particular estética, algo indeterminada, pero también influyó su precio desorbitado respecto a lo que objetivamente ofrecía.

En fin, otro “fracaso más”, que no hizo sino agravar más una situación en la que SEAT se estaba introduciendo y que desembocaría en el abandono de la empresa FIAT a la marca española, y el posterior desembarco de “mamá VAG”, que marcaría el rumbo de SEAT hasta nuestros días.

Pero antes de esto pasaron más cosas, como ya veremos.


Firmado: DIOXIGENO

13 comentarios:

Impecable como siempre Dioxigeno¡

128, Simply the Best.

salu2

Pues a mí este coche me gustaba, al menos estéticamente.

¿Vais a hablar también del Lancia Beta? También fue un fracaso en España, y también era fabricado por Seat. Y el frontal siempre me ha recordado al 128.

@Rami: Se lo comentaré a Dioxigeno o a ver que nos dice el.

No sé porqué decís que al igual que el 1200 sport fue un fracaso. Ambos coches eran muy fáciles de ver por la calle. Supongo que en aquella época había menor oferta de coches en general.

Mi padre en 1978 estuvo a punto de comprar un 128. Al final se decantó por el Fiesta, del que no se arrepintió nunca. En casa por aquella época hubo un 850 y un 124 y la verdad dieron un mediocre resultado, así que otro SEAT le daba miedo a mi padre.

El 128 está bien (aunque prefiero el bocanegra) a mi me encantan los deportivos pequeños.

Una pregunta: este coche sí tenía equivalente FIAT, ¿verdad?

Buenas, por lo pronto, y contestando a Rami, pues sí, se hablará de los "lancia de SEAT" en la próxima entrega.

Y para Oltre, efectivamente, el coche tenía su gemelo el 128 Berlinetta, pero con algunas especificaciones, incluidos motores más modernos, diferentes.
El que fuera un fracaso lo dicen las ventas, ni más ni menos, ni el sentir general. A mí también me gustan este y el 1200, pero España demandaba otro tipo de vehículos en aquella época.

Como curiosidad, se fabricaron 31893 unidades del SEAT 128, 200 de ellas con mecánicas Fiat.
salu2

Me gusta mucho este coche, siempre lo he encontrado muy bonito y con un aire muy deportivo. Especialmente me gustan los faros traseros, los encuentro muy originales.

Perdón por el doble post, acabo de recordar que me dijeron que tenía serios problemas de corrosión, sobretodo en los bajos.

Seat está llena de altibajos desde su andadura con Fiat y a mí personalmente me "alegra" que Fiat se desprendiera de Seat, creo con VAG está mucho mejor, independientemente de lo limitados que estén en este momento.

S2 aDri_MD

Estoy de acuerdo con lonestar; a mí tambien me gustaba.
Pero yo no creo que fuese un fracaso. Simplemente no era un coche de volumen. Habia opciones más racionales y baratas por debajo y por encima, 127 y 124, y más bonitas aunque no tan prácticas en su mismo segmento, 1200 sport, y eso sin salir de casa...
Tampoco tenía gama, Fiat lo construyó con cuatro puertas y familiar; ni motores de acceso como el 1100 que si tuvo en Italia.
Los 200 a los que se refiere Berti si llevaban ese motor, pero fueron construidos para exportarlos. Llevaban unas bandas decorativas blancas y negras, las llantas del bocanegra, colores de carrocería específicos, spoiler trasero negro, parrilla negra, grafismos de la instrumentación en rojo...
Finalmente no se exportaron y se vendieron en España concretamente se ofrecieron a buen precio a los trabajadores de Seat.

Publicar un comentario en la entrada

Utiliza un tono respetuoso para comentar.Existen problemas actualmente con el navegador "internet explorer" para dejar tus comentarios. Te recomendamos utilizar Google Chrome o Firefox para navegar por Seatfansclub.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.