HISTORIA DE SEAT CAP. X: SEAT 133

Anuncio Seat 133


El link arriba indicado nos muestra el simpático anuncio que se hizo del SEAT 133, un coche que, aunque tenía similitudes con el Fiat 126, se trataba de un modelo completamente diseñado por la marca española, aunque utilizase tecnología italiana para sus órganos mecánicos.


Este coqueto automóvil nació en 1974 para sustituir, de una tacada, al 600 y al 850, pero con una carrocería que, siendo similar en formas al 127, era más compacta. Así, sus medidas se quedaban en 3,45 m. de largo y 1,42 m. de ancho. Sin embargo, el interior era más espacioso.

En SEAT estaban plenamente convencidos de que sacar al mercado un vehículo de dimensiones tan reducidas repercutiría en su precio final, pero la realidad es que no resultó tan económico como se pensaba, sobre todo en relación a lo poco que ofrecía tanto en prestaciones, habitabilidad, maletero, vida a bordo, etc. Ahora bien, el coche era ideal para desplazarse por ciudad. El precio rondaba las 140.000 ptas. ya matriculado, algo caro para las pocas diferencias palpables en tecnología con un 600.

La posición trasera del motor hacía de este coche un vehículo que “coleaba”, con lo que el conductor debía prestar atención durante la frenada (los frenos se fatigaban rápido) y durante el negociado de las curvas para evitar sorpresas desagradables.

En cuanto al puesto del conducción, un conductor normal podía encontrar perfectamente una posición adecuada, aunque el respaldo del asiento, al ser rígido, limitaba un tanto la comodidad. El coche gozaba de una buena visibilidad (a todo esto decir que las ventanillas traseras eran fijas) pero el cristal posterior y unos paragolpes tamaño “tamagochi” eran enemigos de las maniobras de aparcamiento, a pesar de lo compacto y manejable del 133.

Hablando del salpicadero, la sobriedad era su punto característico con sólo dos indicadores de aguja (velocidad y nivel de combustible). El resto de mandos lo componían tiradores y conmutadores de presión.

Para la mecánica se utilizó el motor del 850 sobre el bloque del 127, consiguiendo con esto una disposición muy fiable del motor, que destilaba suavidad y rendimiento. Además, se logró reducir hasta el mínimo el consumo de aceite, un mal endémico de los SEAT anteriores, siendo ahora testimonial. Según el octanaje, el motor de 843 cc. rendía 37 cv. o 34 cv, en sus primeras versiones (posteriormente aparecieron las versiones L y Especial, con 44 cv. de potencia).

Como curiosidad, decir que este coche se fabricó en 1977 en Argentina como Fiat 133, a través del importador Fiat Polski, retocándolo levemente y sacando dos versiones, Estandar y Lujo.

Además, en Egipto, y en el mismo año, la empresa española firmó un acuerdo con la empresa NASCO (que venía a ser una unión entre la empresa El Nasr y un banco egipcio-iraní), para la comercialización del SEAT 133 en la zona, bajo insignias SEAT y FIAT.

De este coche se fabricó sólo la carrocería de tres puertas, cesando su producción en 1981. Sólo decir que, pese a las expectativas creadas, no tuvo el éxito esperado, y según se decía, llegó a destiempo, siendo demasiado simple para carretera y demasiado sofisticado para ciudad, aparte de un precio que lo hacía poco competitivo.

FIRMADO: DIOXIGENO

5 comentarios:

una de las cosas q mas me gusta del blog,recordar los antiguos miembros de seat.

Genial como siempre,asi da gusto.decir que este Seat nunca en mi vida lo he visto o si lo he visto lo habre confundido con un 127

Con un coche como este se sacó mi madre el carnet. Me acuerdo porque se examinó en Adra (Almería), y yo iba dentro cuando mi madre hizo el circuito.

Pues era un coche muy común, muy fácil de ver. Personalmente siempre me pareció horroroso.

P.D: Se dónde hay uno abandonado.

Vaya! Debía de ser el coche de las autoescuelas setenteras, porque mi madre también se sacó el carnet en uno de estos (o eso me han contado)

Publicar un comentario en la entrada

Utiliza un tono respetuoso para comentar.Existen problemas actualmente con el navegador "internet explorer" para dejar tus comentarios. Te recomendamos utilizar Google Chrome o Firefox para navegar por Seatfansclub.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.