HISTORIA: SEAT Toledo 1M (1998-2004)

El frontal al estilo BMW era una declaración de intenciones
Una vez creada la primera familia de modelos Seat dentro el Grupo VAG, en Alemania se replantean la política de plataformas. La reciente incorporación de Skoda al consorcio y tras la crisis de 1993, no se volverá a repetir una experiencia como la de los chasis de los Toledo I e Ibiza II que fueron profusamente modificados respecto al original. Volkswagen limitará en buen grado la independencia de Seat e implantará a partir de 1996 el "Plan de consolidación de plataformas". Dentro de este nuevo programa; una de las piedras angulares será la plataforma PQ-34, que a diferencia de la posterior PQ-35, no es modular y no se verá afectada de cambios estructurales de importancia (como la batalla entre ejes). Esta nueva base dará lugar a infinidad de modelos. El primero en aparecer sera el Skoda Octavia en 1995, le seguirá el Audi A3 en 1996, después los Golf y Bora en 1997  y por último los Toledo y León en 1999.

Así pues arranca el proyecto Seat S-5, conocido en VW como SE341. En cuanto al diseño nuevamente se acudirá en ayuda de Giugiaro, que se inspirará claramente en los prototipos Concepto T y Proto TL. En principio, se estudia una parrilla similar a la del Coupe, pero solo el Arosa aprovechará ese recurso. VW ha decidido colocar a Skoda en el lugar de Seat y ésta subirá un peldaño en cuanto a calidad e imagen percibida. Para conseguir el nuevo objetivo, Giugiaro dotará al nuevo Toledo de un frontal con aires de BMW y un estilo que si bien recuerda al Córdoba, es más alemán que nunca, pareciendo más proximo a un Passat incluso que un Bora. El Octavia, por su parte, le arrebatará al Toledo el concepto de berlina con portón y éste se convertirá en una berlina tradicional de 4 puertas. La prensa especula con muchas variantes del Toledo (Familiar, 5 puertas largo, 5 puertas corto, Coupé y cabrio) pero como sabemos solo llegó el hatchback de 5 puertas, el León.

El Toledo perderá el portón trasero en favor del Octavia



El salto generacional era notable
Presentado en el Salón de Paris de 1998, se pone a la venta en España en Enero de 1999. El nuevo Toledo crecerá hasta los 4,44 m. y la anchura hasta los 1,74 m. Tomará directamente el salpicadero del Audi A3, pero el resto de los interiores serán específicos. El maletero será menos capaz que el anterior y la habitabilidad se mantendrá en los mismos estándares. Será en calidad de rodadura y en comportamiento donde la nueva edición gane más enteros.

La gama inicial de motores contempla 3 modelos de gasolina; el conocido 1.6 cross-flow de 100cv, un 1.8 20v de 125cv de origen Audi y el primer 5 cilindros de Seat, un 2.3 de 150cv. En las vertientes de gasoil continuaran los 1.9 TDi, en principio con 90cv y 110cv.
Tres serán los niveles de equipamiento; Stella, Signum y Sport. En el caso de la versión lujosa, Signum, Seat deberá cambiar hasta en dos ocasiones el nombre de la misma por problemas de registro. Primero con Opel, por su modelo derivado del Vectra, y después con Citroen que tenía registrado Signo como una versión del AX, finalmente se quedará como Signa. Muchos elementos de la anterior generación serán ahora de serie, como el doble airbag o los cuatro frenos de disco con ABS. Inicialmente la producción comienza fuera de nuestras fronteras, más concretamente en la fábrica de Bruselas de Volkwagen, pero en el año 2000, el Toledo volverá a Martorell, hasta el fin de su fabricación.

Toda la tecnología del Toledo Cupra fue a parar al León
El Toledo II será una de las víctimas de la nueva coyuntura europea, así los posibles compradores de berlinas, gracias a su mayor poder adquisitivo se decantarán por las berlinas grandes o premium y las familias, empezarán a comprar masivamente monovolúmenes medianos, dejando fuera de juego a las berlinas medias. Prueba de ello, es que una interesante versión no llegará a producirse. Se trata del Toledo Cupra. Presentado en el Salón de ginebra de 1999, lleva tracción a las cuatro ruedas y monta un motor V6 de 2,8 litros que rinde 204cv. Exteriormente destacan su color cereza, las suspensiones rebajadas y las llantas de 18 pulgadas. En el interior hay todo tipo de gadgets y va tapizado en cuero negro. Pero será su hermano pequeño, el León, el que reciba esta motorización y su estética, su nombre comercial será León Cupra 4. Otro discreto prototipo se presenta en 2001, el Toledo ACC. Es un Toledo de serie al que se le añade un sofisticado sistema de seguridad de detección de señales y que frena automáticamente ante un obstáculo.
Los faros del Toledo ACC escondían varios sensores
El parecido con el Córdoba era innegable
La tónica del Toledo se mantendrá durante toda carrera comercial, siendo destacable la ausencia de restylings. Aún así, Seat intentará mantenerlo fresco añadiendo motorizaciones para adaptarlo a las sucesivas normativas anticontaminantes europeas.
En el otoño de 2000, la mecánica de entrada será reemplazada por un 1.6 16v de 105cv, que rebajará los consumos y mejorará las prestaciones. Al año siguiente llegará el poderoso 1.9 TDI de 150 cv, que estará disponible en los acabados tope de gama, Signa y Sport. Así mismo el 2,3 V5 recibirá una nueva culata multiválvulas y aumentará la potencia a 170cv. Esta mecánica se mostró muy falta de potencia (apenas daba 160 cv en los bancos de prueba) y era bastante gastona, así pues en el otoño de 2002 fue sustituida por el poderoso 1.8 20VT de 180 cv que ya llevaba el León hacía 3 años. La última incorporación a la gama fue el 1.9 TDI de 130 cv, que tras su presentación en el Salón de Barcelona de 2003, recibió nuevos espejos retrovisores con regulación térmica, heredado de los nuevos Ibiza mkIII.

Toledo Silhouette francés
Poco conocida por el gran público es la participación del Toledo en las carreras europeas de superturismos. Destacaron las actuaciones en Francia, España, Gran Bretaña y Dinamarca. En ocasiones se basaban en coches de serie (Toledo Cupra) y otras con carrocería de fibra de carbono sobre chasis tubular. (Toledo GT y Silhouette).

Hasta 2004 fueron 303.041 las unidades fabricadas. Una cifra mucho menor, si miramos la de su predecesor, siendo su derivado el León quien se llevó toda la gloria. La segunda generación dió paso en Noviembre de 2004 a la tercera, que se convirtió en uno de los modelos que más polémica ha suscitado en toda la historia de Seat.

Capítulo 1: Historia del  desarrollo del proyecto Seat Toledo
Capítulo 2: Seat Toledo 1

5 comentarios:

Un coche que a mí, particularmente, me sigue haciendo girar el cuello en sus versiones más deportivas sobre todo de los últimos tiempos de vida comercial. Muy bonitos los retrovisores de 2003... y muy inteligente la versión-acabado "Sport Tech" (la cual no nombras) lanzado también en 2003 con motores económicos y repleta de equipamiento.

Otro gran artículo para otro gran coche.

El Toledo del campeonato de turismos español, me parece que era el Silhouette era espectacular, con un bramido y petardeo que te dejaba encantado de ver a un SEAT ganando a un Porsche, Ferrari,...
El coche como tal era muy bueno, pero con porton seguramente hubiera tenido más éxito.

Mi padre tiene un Toledo del 2000 con motor tdi 110 cv, tiene mucha fuerza y consume poco.Es una maravilla de coche y espero que se compre un exeo y me de el toledo a mi,lo unico el color gris no me gusta.

Saludos

El Octavia I no salió en el 95 sino en el 97 y el TOLEDO II trasladó su producción a Martorell en el 2001.Akinko.

Por cierto,siempre se dice que por delante parece un BMW,pero al único que se le da un aire es al serie 8,al que sí es calcado es al Chrysler Vision.Akinko.

Publicar un comentario en la entrada

Utiliza un tono respetuoso para comentar.Existen problemas actualmente con el navegador "internet explorer" para dejar tus comentarios. Te recomendamos utilizar Google Chrome o Firefox para navegar por Seatfansclub.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.